Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Volkswagen Tiguan 2.0 TDI, el suv en el punto de equilibrio

Un Volkswagen Tiguan es uno de esos coches que se caracteriza por una calidad de construcción sobresaliente y un diseño sobrio. La marca alemana se ha ganado la fama por crear buenos coches y muy equilibrados. Cuando pensamos en esta firma, se nos vienen a la mente adjetivos como calidad, robustez y fiabilidad.

Actualmente, la sociedad está marcada por modas y tendencias y esto también se ve reflejado en el mundo del motor. Tan impactante es la actual moda de los SUV´S que todos los fabricantes (premium o generalistas), se han decidido por incluir uno o varios en su gama. El vehículo que hoy probamos, fue uno de los pioneros en llegar al mercado allá por el 2009. El Volkswagen Tiguan es un todocamino de lo más equilibrado, por no decir el que más. Es un vehículo premium, equipado, fiable, potente e ideal para hacer escapadas con familias o amigos.

 

Volkswagen Tiguan, el SUV equilibrado alemán

El Tiguan sigue el legado de su hermano mayor el Touareg. Tras la gran aceptación en el mercado de dicho SUV buque insignia, el Tiguan llega para quedarse. Es uno de esos coches que destacan en que todo lo hacen bien. (Como el alumno que sacaba sobresaliente en lengua y en matemáticas…). La calidad general es buena y hace honor a sus orígenes germanos. El equipamiento es totalmente personalizable y de gran tecnología.

 

Volkswagen Tiguan

Un todocamino sobrio

Como ya nos tiene acostumbrados Volkswagen, el Tiguan destaca por su innegable sobriedad. Este coche cuenta con unas líneas que convencen a todo el mundo, y ahí está su esencia. El frontal es agresivo y elegante, con aspecto robusto que nos recuerda que es un SUV. La línea lateral es esbelta, muy al estilo de Volkswagen. La trasera es como la de un Golf, pero másalta y ensanchada. La firma nos deja claro, que su opción SUV quiere dar el golpe encima de la mesa sobre sus rivales.

A falta de probar la nueva generación (seguramente espectacular), hay que tener en cuenta que estamos en una oportunidad única para hacernos con la anterior entrega del Tiguan. Gracias a la colaboración de Automóviles Huerta, hemos podido probar un elegante SUV. Desde aquí quiero hacerles un agradecimiento.

 

Un interior elegante

El interior del Tiguan derrocha calidad. Lo mires por donde lo mires, su acabado es impecable, tanto en los plásticos mullidos como en los duros. El diseño del salpicadero es simple, pero a la vez mantiene un toque deportivo. El diseño de las tomas de ventilación dobles circulares le sienta muy bien. La pantalla en el centro del salpicadero está bien ubicada, de manejo intuitivo.

Lo que sin duda más me ha impresionado es el buen gusto de la iluminación interior. El cuadro retroiluminado en azul con las agujas e rojo es una delicia. Por no hablar del contraste azul-rojo de todo el interior.

Los asientos de tela son cómodos y están bien diseñados, además el mullido es perfecto. El coche está pensado para personas “grandes”, por lo que el espacio general es más que correcto.

Espacio aprovechable

Sus dimensiones de 4,42 m (propias de un suv compacto), dan para mucho. Tiene un maletero generoso con capacidad de 395 litros mas que aprovechable. Las plazas traseras ofrecen un espacio impresionante para un coche de estas dimensiones. Es un vehículo en el que pueden viajar tres personas atrás sin problema alguno. En el caso de solo viajar dos, disponen de un practico apoyabrazos. La altura al techo es mas que correcta. Las plazas delanteras son cómodas y con buen espacio para las piernas.

El espacio interior está bien distribuido, con huecos varios y buena amplitud.

 

Un equipamiento suficiente

Podemos equipar el Tiguan con lo que se nos antoje de su catalogo de opciones. En este caso, la unidad de huerta contaba con un equipamiento suficiente. Detalles como la pantalla táctil, los cristales tintados o el climatizador bizona marcan la diferencia. Todo lo que necesitamos en nuestro Tiguan, en Automóviles Huerta.

 

Una delicia al volante

Al tomar asiento en el Tiguan ya notas que la comodidad viene de serie. La postura de conducción parece perfecta, todo está a mano. Es un coche con el que apetece afrontar un largo viaje. Una vez lo enciendes, su motor TDI es silencioso y su cambio es preciso.

Tras un recorrido por la maravillosa ciudad de Gijón, donde se encuentra Automóviles Huerta. Hemos podido comprobar que el Tiguan se mueve muy bien el cualquier habitat. En ciudad tiene un espíritu ágil que nos encanta. Es sencillo de manejar y su conducción es dinámica y agradable.

Los 140 cv que de su motor 2.0 TDI son más que suficientes para mover el todocamino con soltura. Sus consumos son ridículos con medias de 

6L/100 km, un consumo bastante contenido para un SUV de este empaque. Las sensaciones al volante son divertidas, y su carrocería todocamino muestra buen aplomo, sin apenas balancearse.

Este Tiguan TDI busca dueño

Automóviles Huerta nos propone una combinación estupenda para un SUV muy equilibrado. Cuenta con todo lo necesario para que cada vez que cojamos el coche sea inolvidable. Es un coche polivalente, permite afrontar viajes de distinto con el refinamiento y la comodidad de Volkswagen. Su estética es elegante, pero divertido e imponente gracias a su inmaculado color negro y a sus lunas tintadas.

 

El Tiguan, el mejor de su clase

Tras probarlo hemos llegado a la conclusión de que el Tiguan es un coche de sobresaliente en todos los aspectos. Su diseño es rotundo y agradable, y tiene une experiencia de conducción exquisita y refinada. Combina la versatilidad de un SUV con la calidad de Volkswagen.

En Automóviles Huerta puede ser tuyo por 15300 €, un gran precio para todo un cochazo.

 

Víctor García