Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Audi A8 TDI quattro

Audi A8, cuando la tecnología se convierte en arte.

La nueva generación del Audi A8 acaba de ser presentada, para muchos es el mejor vehículo de la historia. No cabe duda, de que el Audi A8 TDI quattro siempre ha sido el culmen de la tecnología alemana. El A8 es el vehículo de representación de Audi, y el referente del Segmento F sin lugar a duda.

En todas sus generaciones, el A8 nos fascinó con su tecnología y su impecable diseño, es una auténtica obra de arte. Ingeniería alemana en estado puro, lujo y refinamiento, elegancia y clase son las palabras que mejor definen a esta berlina. El representante del lujo de Audi ha marcado un antes y un después en la historia del automóvil. Fue el primer vehículo en incorporar una estructura de aluminio. También fue pionero en estrenar iluminación de LED adaptativa y el padre de los actuales sistemas de entretenimiento.

 

Estamos en el mejor momento para hacernos con la generación actual del Audi A8. La próxima generación no sale a la venta hasta otoño. Por lo que no hay mejor forma que despedir la actual generación que probándolo. Subirme a un Audi A8, siempre fue mi sueño, por lo que puedo decir que tuve la oportunidad de probar un sueño. Estar ante un A8 es estar ante le referencia del automóvil, del pasado y del presente. Contemplar sus elegantes líneas es comparable a admirar una auténtica obra de arte. Estar ante su imponente frontal es comprender la historia de una marca que siempre va un paso por delante. 

En Vayacoche! queremos hacer un especial agradecimiento a Hermanos PEON por tener la posibilidad de probar este sueño, el mejor automóvil del Siglo XXI.

 

 

Diseño culminante, impactante y dinámico

El arte de ir por delante, plasmado de forma visible en un vehículo extraordinario. El Audi A8 tiene un diseño impactante y deportivo, pero sin renunciar a la elegancia. Sus 5,1 me

tros de carrocería rozan la perfección con las líneas más elegantes y mejor trazadas, todo es perfecto. La estética es elegante, las formas son perfectas.

Trazo a trazo del diseñador, línea a línea del ingeniero, todo está presente en la estética de la máxima expresión del automóvil. El frontal es imponente, con la parrilla Singlefame cromada, derrocha elegancia y buen gusto. El capó es inmenso, musculoso y elegante. Los trazos de Wolfgang Egger están presentes en las aristas que cortan y dan forma al viento. La línea lateral es esbelta y refinada, con la esencia que Audi solo sabe dar a sus coches. La trasera se termina con una caída de techo que recuerda ligeramente a la de un coupé.

La zaga es ancha, tiene ese toque imponente, que hace que el Audi A8 infunda respeto. Es un coche poderoso, grande, símbolo de lujo y de la elegancia llevada a su máxima expresión. La marca de los cuatro aros quiere dejarnos bien claro que estamos ante todo un prodigio de la automoción. Todo está hecho a la perfección. El el coche de la burguesía, un coche de gentleman….

 

 

Audi A8 TDI quattro a la vanguardia de la técnica

El Audi A8 es puro lujo y elegancia. Probablemente sea el coche más elegante del mercado. La comodidad de su interior se combina con el poderío del diseño exterior repleto de cromados. En conjunto crea una atmósfera prácticamente insuperable por ninguno de sus rivales. El Audi A8 es todo detalles, todo está cuidado a la perfección, hasta la más mínima costura del impecable cuero. La tradición y la historia de la marca más innovadora creadas por Agust Horch está presente en esta joya. Ver el distintivo “quattro” en la exquisita madera del interior es una sensación que no se puede escribir.

 

Un interior al servicio del más exigente

El interior del Audi A8 es elegante, refinado y gentil. Todo está repleto de cuero de la mejor calidad y multitud de maderas nobles, las mejores. Las líneas del salpicadero son rectas, pero fluidas y poderosas. La consola central este repleta de botones, todos con sentido. El resto del interior cuenta con un diseño elegante y pasional. Combina la tecnología con la tradición y el lujo. No hay nada fuera de sitio, todo es perfecto, es indescriptible…El Audi A8 cuenta con la mejor dotación tecnológica como es habitual en este tipo de coches. El sistema MMI es el mas avanzado de la marca, y todos sus botones tiene un tacto inmejorable.

 

Con el mejor cuero del mercado, las maderas más trabajadas y cuidadas, el A8 nos invita a tomar asiento y disfrutar. Los asientos son auténticas butacas, y tanto en las plazas delanteras como traseras disponemos de un gran espacio. La sujeción de los asientos es inmejorable, es un auténtico salón rodante. El precioso y agradable interior hace que los viajes a bordo del Audi A8 sean todo una experiencia.

El maletero es enorme, con un volumen de 520 litros y unas formas totalmente planas. Mantiene la filosofía de coche para afrontar largos viajes, con todo el equipaje necesario.

 

Un equipamiento de lujo

El Audi A8 TDI quattro ofrece un gran equipamiento opcional. La marca nos ofrece multitud de paquetes y equipamientos para personalizarlo a nuestro gusto ya nuestras necesidades. La unidad que nos ofrece PEON está equipado hasta la saciedad, con todo el lujo y toda la seguridad. El equipamiento del Audi A8 es pura ingeniería, con los mejores sistemas del mundo del automóvil. Contemplar la iluminación del Audi A8 TDI quattro de noche es comparable con una nave espacial. Está repleto de detalles, como las cortinillas eléctricas, los asientos calefactables, los asientos eléctricos.

Desde las plazas traseras, se puede regular el climatizador de manera individual, cuenta con teléfono incorporado.

 

 

Una auténtica bomba

El motor de la unidad probada es un inmenso V8 diésel de 4.2 litros de cilindrada. Es uno de esos motores que te dejan con la boca abierta. Entrega una potencia de 381cv con una brutal patada de 800Nm de par. Estoy seguro de que este motor es el mejor que se puede montar en el A8. Es pura ingeniería, como el resto del vehículo. Capaz de acelerar de 0 a 100 el solo 4,7 segundos. Es una auténtica bomba, con unos consumos de 7,4 L/100. Cuando pisas el pedal a fondo sientes algo parecido al despegar de un avión, con ese sonido del ocho cilindros que nos encanta. Una vez levantas el inmenso capó de aluminio, vés el bloque V8 como si de una escultura se tratase, impecable.

 

El Audi A8 TDI quattro destaca por su refinamiento en carretera. Estar a bordo del Audi A8 es como si estuvieses sobre una alfombra mágica. Apenas se siente la carretera, solo si aceleras puedes oír el ronroneo del V8 muy a lo lejos. No es un coche pensado para correr (aunque lo hace y mucho). Es un vehículo pensado para disfrutar del viaje mientras escuchas música clásica en su espectacular equipo Bosé. Al Audi A8 TDI quattro le gustan las autopistas, es su habitat, pero sabe defenderse en carreteras de montaña. Lo que más destaca es su confort de rodadura, que roza la excelencia por encima del Clase S. Todo es suave y refinado, todo es lujo.

 

Te sientes poderoso

Estar al volante del Audi A8 hace que te sientas poderoso. La sensación de estar a los mandos de un auténtico “barco” de cinco metros es inigualable. El silencio y la calma que se respira al volante es increíble. No sabría si preferir llevarlo o que me lleven. La suspensión neumática se encarga del trabajo de hacer que sea todo un salón rodante. La dirección es suave, pero precisa, como el tacto del selector del cambio inspirado en la palanca de un yate. Todo el confort combinado con el ambiente interior de cuero y madera, la iluminación etc. hacen que ir en este coche sea una experiencia que todos debemos vivir.

 

Es un coche tranquilo, pero si activas el modo Dynamic el Audi se transforma. Con solo acariciar el acelerador sale catapultado a velocidades que fácilmente sobre pasarían los límites legales. El V8 es exigente, y no se cansa de pedir gas, pide mas y mas, es insaciable, nunca se cansa. Las suspensiones se endurecen y la dirección se transforma para que esta berlina parezca un auténtico deportivo. Es una mecánica sofisticada, pero precisa y fiable. La tracción quattro agarra como ningún coche lo hace, y el conjunto crea una sensación de seguridad y potencia inalcanzable por ningún otro rival.

 

 

Conclusión

El Audi A8 TDI quattro es sin duda el referente de las grandes berlinas, sus rivales pueden aproximarse a él, pero no igualarlo. La nueva generación recién presentada seguirá siendo la referencia, pero la actual sigue teniendo mucho protagonismo. Su tecnología está por encima de todo, y su elegante diseño roza la perfección. Para mi es el coche más elegante del mercado, aunque eso ya es cuestión de gustos. Ahora es el momento para hacerse con un Audi A8. Hermanos PEON nos ofrece esta unidad con muchísimo equipamiento opcional, una compra para toda la vida. Probablemente haya coches actuales muy avanzados, pero ninguno alcanza el grado de nivel y sofisticación del A8. Como siempre Audi, a la vanguardia de la técnica…

                                                                                                                                 

Una vez más, quiero agradecer en especial a el concesionario Hermanos PEON por permitirnos probar este Audi A8 TDI quattro

 

Víctor García Pérez

Lucas J. Lamar Villameá