Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Touareg, el coche que transformó a Volkswagen

¿Premium?... ¿Generalista?... ¿Cómo podríamos considerar a Volkswagen?...A lo largo de la historia de la marca, Volkswagen ha atravesado diferentes etapas con el objetivo de convertirse en la referencia a seguir. A pesar de que algunos la consideren como “generalista”, hay motivos de sobra para poder afirmar que es una marca premium en toda regla: El Touareg.

Con una extensa gama de modelos, la firma ofrece vehículos para todos los gustos y para todos los bolsillos. Adquirir un Volkswagen es sinónimo de comprar calidad, robustez y fiabilidad alemana.

En todos los modelos de la firma la calidad y el equilibrio están asegurados. Esto aumenta cuando estamos hablando de un buque insignia.

A principios de siglo, la fiebre de los todoterrenos de lujo fue un hecho. Con el concepto del Range Rover, todas las marcas querían crear algo similar. Los primeros en llegar fueron los BMW X5 y Porsche Cayenne. Tras el éxito del todoterreno de Porsche, Volkswagen aprovecha su plataforma para crear el coche que marcaría un antes y un después en la marca.

Volkswagen Touareg interiorEn 2004 nace el Touareg, algo inédito en Volkswagen hasta la fecha. Un auténtico mastodonte de 4,75 m y más de dos toneladas. Construido sobre la excelente plataforma del Cayenne, que le proporciona unas prestaciones y una dinámica excepcionales.

El Touareg se convirtió rápidamente en el favorito de los capos y de las familias adineradas. Era un auténtico todoterreno de lujo. Con mecánicas de gran cilindrada y tecnología avanzada supuso un hito en su época.

Como resultado, el Touareg obtuvo una buena cifra de ventas y convirtió a Volkswagen en todo un rival para Mercedes y BMW. Ahora, está a punto de ser presentada su tercera generación. Por eso, en Vayacoche! queremos rendirle homenaje al primer Touareg, presentado en 2004. Porque como el primero…¡Ninguno!

En esta ocasión, quiero hacer un especial agradecimiento al concesionario MPCar Gijón, por brindarnos la oportunidad de probar esta leyenda.

 

Un todoterreno con alma de SUV

Volkswagen Touareg frontalSin duda, el Touareg es un auténtico vehículo de lujo. Es uno de los mejores SUV´S del mercado, y a pesar de contar con trece años a sus espaldas, su equipamiento y su nivel tecnológico es impresionante. Tiene el lujo y el confort por bandera, con un exquisito nivel de terminación que denota que estamos ante un coche de estatus. Conducir un Touareg es sinónimo de sentirse protegido, puesto que su nivel de seguridad es muy elevado.

El vehículo es otro nivel. En un Golf, Tiguan, etc. la calidad es realmente buena. Pero cuando nos vamos a estos segmentos de la mano de Volkswagen la cosa se vuelve aún mejor. La firma alemana es capaz de mejorar lo que ya de por sí es bueno, creando un nivel de acabados y de lujo indescriptibles. El uso de elementos de Audi y de Porsche hace que aumente la calidad de este todoterreno.

Elegancia con pinceladas deportivas

A pesar de la robusta apariencia de todoterreno, la deportividad también está presente. Sus líneas son dinámicas, pero fuertes y con personalidad. Merece la pena pararse a observar el imponente frontal con la calandra cromada y el logo de Volkswagen de grandes dimensiones. Los faros bi-xenón, le daban una apariencia lujosa y tecnológica. La línea lateral es simple y sobria, como nos acostumbra Volkswagen. Todo el conjunto está diseñado para dar una imagen robusta. La parte trasera es característica, con unas sinuosas caderas que hacen un guiño a la herencia deportiva del Cayenne. En general, el aspecto del vehículo es elegante, aunque su diseño llama a la deportividad y ostentación.

 

Interior lujoso y elegante

El interior del Touareg derrocha calidad. Lo mires por donde lo mires su acabado es impecable. Todo está recubierto de cuero, plásticos agradables al tacto, aluminio y madera. El diseño del salpicadero es sobrio, pero a la vez robusto y elegante.

Volkswagen Touareg detalles puerta

La pantalla del sistema multimedia, ubicada en el centro del salpicadero es de generosas dimensiones para estar hablando de un coche de 2005. Sin duda, lo más impresionante del interior es el elegante cuadro de instrumentos. Con seis indicadores analógicos y una gran pantalla central pone la guinda del pastel a un interior de lujo.Me recuerda al de un Bentley.

El volante de cuatro radios, cuenta con un diseño moderno e incluye los mandos para la pantalla FIS. Los asientos ofrecen un buen agarre y una comodidad propia de las mejores butacas de lujo.

Ponerse a los mandos del Touareg transmite una sensación de superioridad indescriptible. La elevada 

altura al suelo, el enorme capó y el lujoso interior son muestra de ello. Su gran cuadro nos recuerda a la cabina de un avión, todo complementado con el suave sonido del motor TDI. Nada más tomar asiento en el Volkswagen, hace que te sientas importante.

 

Espacio de lujo

En sus 4,75m de longitud, el Touareg ofrece un espacio excepcional. El interior está muy bien aprovechado tanto en las plazas delanteras como en las traseras. El espacio de las piernas es el propio de una berlina del Segmento F. A pesar de ser un todoterreno, también es una alternativa ideal para afrontar largos viajes de autopista (su hábitat natural).

Es un cinco plazas de verdad. En sus plazas traseras pueden viajar tres personas de forma holgada. Además, el inmenso maletero de 555 litros da cabida al equipaje de cinco pasajeros.

 

Un buen equipamiento

Hay que decir, que para estar hablando de un coche de hace trece años, el equipamiento nos dejó impresionados. Para empezar, esta unidad contaba con un buen listado de extras.

La suspensión neumática es una auténtica delicia. Es capaz de convertir al Touareg en una verdadera alfombra mágica. El sistema de navegación es precioso, a pesar de no ser táctil la pantalla. Los asientos eléctricos, son un extra que marca la diferencia y la esencia del lujo.

Una alfombra mágica

Conducir el Touareg hace que te sientas poderoso. Cuando enciendes el motor girando la llave en el salpicadero, el suave sonido del TDI a lo lejos te da la bienvenida.

Esta unidad montaba el motor 2.5 TDI de acceso a gama con una potencia de 175cv. A priori es cierto que no parece una gran cifra para este tanque, pero podemos asegurar que hay potencia de sobra para mover el Touareg con soltura. El sonido es suave, propio de los motores grandes. Solo cuando aceleras se escucha el ronroneo a lo lejos, es una sensación agradable a oído.

Volkswagen Touareg lateral

Tras un recorrido por autovía y por carretera revirada podemos asegurar que tanto conducirlo como ir a bordo es espectacular. La insonorización está muy bien trabajada, y el sonido es agradable para tratarse de un diésel. También hay que decir, que la unidad solo tenía 130.000km, una cifra bastante baja para este vehículo.

Si le exiges rendimiento, el Touareg te lo da. El cambio triptronic me ha sorprendido gratamente. La suavidad con la que cambia de marcha es increíble, y no aparecen tirones por ningún sitio. Una vez pones la lujosa palanca en la posición D, te olvidas de todo y piensas sólo en disfrutar. La dirección es suave y precisa para estar hablando de semejante tanque alemán.

En autovía es donde mejor se defiende. El motor empuja con suavidad hasta las 4500 vueltas y el cambio es bastante flexible. Permite llevar a cabo adelantamientos con facilidad, y en ningún momento se nota falto de potencia.

Como el primer Touareg, ninguno

A pesar de que ya una nueva generación se presentó y está a punto de presentarse la tercera, he de decir que como el primero no hay ninguno. Siempre que pensemos en el Touareg se nos vendrá a la cabeza la primera generación. Su diseño y calidad son inigualables, y a pesar del paso de los años, se mantiene como el primer día. Con un  diseño que aún gusta, es elegante, pero mantiene una esencia soberbia que nos encanta. Es un coche de sobresaliente, todo un buque de lujo y tecnología.

En MPCar Gijón, puede ser tuyo por sólo 9.449 €. Una auténtica leyenda con un equipamiento envidiable.

 

Víctor García Pérez