Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Audi A8, la evolución de la berlina más impresionante

Para algunos, el Audi A8 supone el máximo exponente de lujo, progreso e ingeniería. Para otros, el culmen de la unión entre la máquina y el hombre. Un puente que une la frontera que separa lo mecánico de lo humano. Se posiciona como el buque insignia de Audi. La representación de una marca para la que no pasa el tiempo y que combina el buen gusto con la tecnología más innovadora. Un icono en el que queda reflejado el espíritu progresista de Audi, una firma que hizo que cambiásemos nuestra concepción sobre el automóvil.

 

En todas sus generaciones, el A8 nos fascinó con su tecnología y su impecable diseño. Fue el primer vehículo en incorporar una estructura de aluminio. También fue pionero en estrenar iluminación de LED adaptativa y el padre de los actuales sistemas de entretenimiento.

 

De tal palo, tal astilla

El Audi A8, se ubica como el sucesor del V8, buque insignia de la marca de los años ochenta. El V8 supuso la primera respuesta de Audi a los Mercedes-Benz Clase S y a los BMW Serie 7. Estaba basado en el Audi 200, pero con una puesta a punto específica que le hacía ganar empaque. Montaba un bloque 4.2 V8 que rendía una potencia de 280cv, y se hizo famoso gracias a su impresionante sistema de tracción Quattro.

Sobre el diseño básico del Audi 200, el V8 añadía un frontal con una parrilla que prefiguraba la que todos los Audi lucirían hasta la llegada de la singleframe, y una trasera con unos grupos ópticos enormes que iban de lado a lado, diseñados de forma que subrayaban la anchura y volumen “cúbico” de su parte trasera. Una característica que parece volver con fuerza en la última generación del A8.

 

El más sofisticado de los ochenta

El interior era digno de un auténtico avión. En una época donde la digitalización aún no había llegado, siete indicadores analógicos presidían el enorme salpicadero. La sensación de lujo y sofisticación de este interior no era superado por ninguno de sus rivales, por no hablar de la excelente calidad de acabados, con cueros de primera y molduras en madera noble de raíz de nogal.

El coche ochentero no obtuvo un buen volumen de ventas a pesar de su equipamiento. Para algunos es un coche incomprendido en el mercado, para otros, un automóvil adelantado a su tiempo. Esta berlina siempre será recordada por salvarle la vida al exlíder del Partido Popular José María Aznar en 1995. Gracias a su blindaje y a su calidad de construcción, consiguió salir ileso del vehículo tras el atentado.

El Audi V8 equipaba de serie sistemas, que incluían un equipo de audio BOSE con ocho altavoces, molduras de madera de nogal, interior de cuero y asientos con calefacción. Un equipamiento avanzado con respecto a sus competidores.

 

Audi A8 D2

El Audi A8 D2 fue presentado en febrero de 1994 en el Salón de Ginebra de ese mismo año. A diferencia de su predecesor, construido sobre un chasis ya existente, el nuevo modelo de Audi se construyó bajo una innovadora plataforma desarrollada expresamente para este modelo. El nuevo chasis se basaba en una estructura monocasco de aluminio que ayudó a reducir el peso y preservar la rigidez estructural. La carrocería, también estaba construida en este material, por tanto, el Aluminio, metal muy preciado.

Audi A8 de 1994 se contempló como el primer coche del mundo construido totalmente en aluminio. Esta característica supuso una ventaja ante sus contrincantes, debido a una mejor dinámica y a una rigidez espectacular.

 

Bienvenidos al minimalismo

El diseño del vehículo fue de la mano de Chris Bird y Dirk van Braeckel, apostando por un aspecto innovador que primaba la sencillez y la belleza de las líneas rectas. El lenguaje estético de este modelo se implantó en toda la gama Audi con los más tarde presentados A4 B5 y A6 C4.

El interior era otra de sus virtudes. El nivel de opulencia se antepuso de nuevo, y estrenó un diseño de interior que se mantuvo hasta el A4 B7. En el nuevo habitáculoprimaban las líneas rectas y la simplicidad en combinación con los mejores materiales del mercado.

El A8 estaba disponible con el equipamiento propio de los vehículos más equipados que incluía el climatizador automático de doble zona, molduras interiores de madera y cuero, asientos eléctricos y calefactables de 14 vías y un sistema de audio BOSE mejorado. También fue pionero en incluir sistema de navegación por GPS con pantalla a color. Su carga tecnológica era tan avanzada que incorporaba equipamiento como los faros de xenón o incluso ordenador de abordo con pantalla FIS de alta definición.

Una puesta a punto

En 2002 sufrió un lavado de cara que le hizo ganar elegancia incluyendo una nueva parrilla más imponente y nuevos colores para el exterior e interior.

Las motorizaciones giraban en torno a bloques V6 y V8 diésel y gasolina con potencias entre los 150 cv del 2.5 TDI de acceso a gama y los 340cv de la versión deportiva S8.

Cabe hacer una especial mención a la variante exclusiva W12, desarrollada en 2001 para los clientes que buscaban la máxima distinción. Montaba un propulsor de doce cilindros y seis litros atmosférico que rendía una potencia de 420cv. Pronto se convirtió en el icono de la máxima sofisticación de Audi y acompañó al A8 durante todas sus generaciones.

Para competir con las versiones AMG de Mercedes, fue lanzado el S8 con una clara orientación deportiva. Montaba el motor 4.2 V8 con una configuración especial que rendía 340cv.

 

Audi A8 D3

Tras años de desarrollo llega la nueva generación del Audi A8 con un diseño totalmente renovado. Su desarrollo comenzó en 1996 y su diseño empezó a tomar forma en el 97. Fue presentado oficialmente a través de un comunicado de prensa en noviembre del 2002. El modelo era más largo que la generación anterior, aparte de ser más lujoso. Introdujo multitud de novedades no vistas anteriormente en el mercado y una vez más se impuso líder en su segmento.

 

La era del Walter Da Silva

El diseño exterior le daba una apariencia más ostentosa y sofisticada que su predecesor. El conjunto mantenía las cotas clásicas del A8 pero ganaba presencia y carácter. Su estilo le daba un toque dinámico y deportivo que le sentaba realmente bien.

El interior supuso una auténtica revolución. Con un estilo que podríamos catalogar prácticamente como actual, el A8 dio un notable salto de calidad respecto a su predecesor. El nuevo interior estaba formado por líneas rectas que le conformaban un aspecto dinámico y futurista. La innovación estaba presente en el interior con la inédita pantalla escamoteable del sistema multimedia, nunca antes vista en sus adversarios que le otorgaba un toque de sofisticación. Los asientos eléctricos estaban diseñados primando el confort, y la atmósfera general del interior era espectacular.

El sistema MMI tal y como lo conocemos

El Audi A8 introdujo multitud de novedades. La más destacada es la del sistema multimedia MMI nunca antes visto y que más tarde se implanto en el resto de la gama. Este sistema consigue controlar todas las funciones del coche a través de un solo mando giratorio, lo que consigue un manejo más intuitivo. No solo fue el primer Audi en incorporar el MMI, también fue pionero en montar la transmisión automática Triptronic y un sistema de identificación al conductor.

En 2004, la variante de altas prestaciones W12 fue el primer Audi en montar la famosa parrilla Sigleframe. Fue obra del glorioso Walter da Silva, y se impuso el sello de identidad de Audi. En el restyling de 2005 la estrenaron las demás motorizaciones.

 

Un motor Lamborghini para el S8

Para la variante deportiva S8, se apostó por un bloque V10 de gasolina de origen Lamborghini. Rendía una potencia de 444cv. El S8 tenía un rendimiento similar al propio W12, aunque éste era más caro, tenía más par motor y mayor distancia entre ejes.

The Transporter

Esta generación será recordado por ser el protagonista de las películas de acción Transporter 2 y 3. El agente Frank Martin, especialista en transporte de mercancías sospechosas conduce el buque insignia de Audi.

 

Audi A8 D4

En 2010, surgiendo como  respuesta a los recientes BMW Serie 7 y Mercedes-Benz Clase S, surge una nueva generación del buque insignia de Audi. Se presenta en el Salón de Miami de 2009.

Inspirado en su antecesor

Estéticamente, es una evolución del diseño de su predecesor. Ahora sus proporciones son más dinámicas y definidas. Obra de Wolfgang Egger, el diseño se inspira en el del Audi A4 B8, creado por Da Silva.

Su diseño exterior ahora es más emocional. Las líneas se acentúan para marcar una personalidad que no estaba tan definida en su predecesor. Los trazos y sus aristas están diseñados para que el conjunto se vea con un aspecto imponente digno de la berlina más avanzada del momento. El interior toma rasgos del de su predecesor, con líneas y distribución similar. Ahora cuenta con una mayor carga tecnológica y con un diseño más moderno. La calidad de los materiales aumenta y se proponen nuevos diseños y materiales de personalización.

La capacidad tecnológica del Audi A8 D4 es espectacular. Innovadores sistemas como los novedosos faros de tecnología LED o la iluminación de ambiente de varias tonalidades marcan la diferencia.

 

Totalmente conectado

Entre su equipamiento tecnológico destaca el panel de visión nocturna, el navegador GPS con gráficos de Google Earth o el control de crucero adaptativo. Cabe destacar el impresionante sistema de sonido Bang & Olufsen que convierte el habitáculo del A8 en una sala de conciertos.

Mecánicamente, la oferta se compone de motores diésel y gasolina de última tecnología. Se completa su oferta mecánica con las variantes tope de gama S8 y W12.

En 2014 sufre un restyling que le hace ganar equipamiento y mejorar su estética. Ahora equipa un embellecedor metálico en el portón trasero que le hace ganar distinción. También estrena por primera vez los faros inteligentes Audi Matrix Led, con iluminación adaptativa de haz de luz. Fue el primer vehículo del mercado en venderse con este tipo de faros.

A finales de su vida comercial, se ve superado por sus contrarios más recientes, por lo que el cambio generacional es inminente.

 

Audi A8 D5

La recientemente presentada y actual generación del Audi A8 es considerada por algunos como el mejor coche del mundo por su avanzada tecnología. Esta berlina marcará un antes y un después en el mundo de los coches. Es el primer vehículo que ofrece un nivel tres de conducción autónoma, (característica que hace que el conductor pueda dedicarse a otras tareas mientras el coche conduce). Ofrece todos los sistemas de asistencia a la conducción de las últimas décadas de innovación. Destacan los faros con tecnología láser, la suspensión neumática predictiva, el sistema “mild hybrid” o los pilotos con tecnología OLED.

 

La deportividad y la elegancia se han encontrado

El diseño exterior es una auténtica revolución. Audi ha querido darle unas pinceladas deportivas al A8 manteniendo el atractivo tradicional de la berlina. El resultado es totalmente impresionante. El nuevo Audi A8 combina la deportividad con la nobleza creando el conjunto definitivo de belleza. El coche es imponente, con marcadas nervaduras y líneas propias de una escultura. Abundan los cromados exteriores, símbolo de majestuosidad y distinción.

La parte trasera está marcada por unos grupos ópticos unidos por una banda luminosa. Cuando abres el coche, la iluminación exterior OLED te da la bienvenida.

El mejor interior del mundo

El interior es digno de una auténtica nave espacial. El futuro llega a Audi eliminando los indicadores analógicos, incluso los botones físicos. El salpicadero está presidido por tres enormes pantallas de alta definición que hacen que la experiencia de conducción sea emocionante. La iluminación interior ofrece la posibilidad de configurarla entre numerosos tonos e intensidades. Para la versión de batalla larga, ofrece un sistema opcional de masaje en los pies para el pasajero de la plaza trasera derecha.

Por supuesto, está presente el buen gusto con materiales de primera calidad como el cuero valcona o las maderas nobles.

 

Potentes motores para la gran berlina

De momento, está disponible con propulsores 3.0 V6 diésel y gasolina. A lo largo del año se espera que lleguen las variantes V8 y la versión tope de gama W12 que se confirma que llegará con 630cv.

El futuro ha llegado

Con la nueva generación del A8, Audi ha querido demostrar a sus oponentes quien es el que manda en el segmento. Con una enorme carga tecnológica, la marca de Ingolstadt tiene buque insignia para los próximos diez años. Su espera fue larga, pero mereció la pena ver el primer coche del futuro.

 

A la vanguardia de la técnica

Siguiendo el legado de August Horh, gracias a la tecnología y al trabajo duro de ingenieros, diseñadores etc. se logró conseguir aquello que no podía hacerse, el mejor coche del mundo. Así es como Audi, a lo largo de la historia nos ha demostrado el poder de la tecnología.

El Audi A8, a través de sus generaciones ha significado la representación de una marca que quiso romper con lo establecido y logró lo impensable.

 

Víctor García