Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Porsche Cayenne 2018

El Porsche Cayenne ataca de nuevo

Porsche acaba de presentar la tercera generación de su SUV, el Cayenne. Tras el lanzamiento de su primera generación en 2002, el Cayenne tuvo una gran acogida en el mercado. Cuando la marca nos presentó por primera vez el Cayenne todos nos llevamos una gran sorpresa. Nunca antes hubiésemos imaginado que una marca como Porsche se atreviera con un todoterreno. Eran otros tiempo, pero fue uno de los pioneros del segmento de los SUV.

En su tercera entrega, el Cayenne se vuelve más maduro. Encaja mejor con el estilo de Porsche, con un diseño más emocional. A primera vista resulta más imponente, tiene ese toque “macarra” del Macan que se sienta genial. Tiene una estética más elegante, pero más dinámica y ligera.

 

Una estética acertada

El diseño del nuevo Cayenne no es una revolución, es más bien una evolución. Porsche ha retocado las líneas de su predecesor para dar una imagen mucho más elegante y deportiva. El coche ha ganado mucho, pero sigue manteniendo la esencia poderosa característica del Cayenne. El frontal es más afilado, con los nuevos faros característicos de tecnología LED similares a los del Panamera. Un nuevo paragolpes rediseñado más agresivo y un capó con unas nervaduras que me encantan.

 

 

 

En la vista lateral parece que ahora tiene un aire más coupé. Muestra una línea muy similar a la del Macan, pero elevada al cuadrado. Se ha retocado el Pilar C para darle ese aire de SUV Coupé que siempre le faltó al Cayenne. Los cambios más significativos se encuentran en la zaga. La firma óptica es la que ya vimos en el Panamera Sport Turismo. Su zaga es característica por el nuevo diseño de las ópticas que cruzan el portón trasero. La estética general del nuevo Cayenne hace que por momentos nos recuerde a la del 911. Algo que Porsche ya trató de hacer con el Panamera y el 718.

 

La revolución principal se encuentra en el interior. Se renueva con algunos elementos vistos en el Panamera. Ahora el interior es más limpio y elegante, con la pantalla táctil de 12,3 pulgadas en el salpicadero. Ahora, el cuadro de instrumentos es totalmente digital, algo que le otorga un toque futurista.

 

En la consola central hay menos botones y se apuesta por un diseño más simple. Sigue manteniendo esa especie de “agarraderas” típicas del Cayenne las cuales nunca me convencieron. Como de costumbre en Porsche, los acabados son impecables.

 

Nuevos motores

La gama de motores la forman dos gasolina, de momento. Un 3.0 V6 que declara 340cv para el Porsche Cayenne. El Cayenne S montará el 2.9 V6 con nada más y nada menos que 440cv. Más adelante, se esperan que lleguen las versiones Diésel y S Diésel y el brutal Cayenne Turbo.

Esta nueva generación comparte plataforma con el nuevo Audi Q7 y con el Bentley Bentayga. En cuanto a sistemas de asistencia y seguridad no le falta de nada y se encuentra entre los coches más avanzados del mercado.

La tercera generación del Porsche Cayenne ha llegado para volver a decir quien es el jefe. Con motores mejorados, estética acertada y la mejor tecnología. El Cayenne siempre ha sido y será un coche recordado por todos por el coche que revolucionó a Porsche. Por tanto, un aplauso para esta tercera generación del Cayenne.

 

 

 

 

Víctor García Pérez