Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Volkswagen Passat W8 2002 vs 2.0 TSI 2017

Muchos definen al Volkswagen Passat como la berlina más representativa de la firma de Wolfsburgo. Es un coche elegante, con unos motores fiables y refinados, un alto nivel de equipamiento tecnológico y un muy buen nivel de acabados. Ingredientes que si los sumamos con la fiabilidad de Volkswagen dan como resultado un vehículo de sobresaliente en todo. No es casualidad que este se haya convertido en una seria alternativa al trío alemán (Audi, Mercedes, BMW). El Passat ha evolucionado mucho a lo largo de sus ocho generaciones. En esta ocasión vamos a centrarnos solo en dos: En su quinta entrega (B5) y en la actual (B8).

Todas las generaciones del vehículo han contado con una versión tope de gama, caracterizada por equipar todo el equipamiento disponible acompañado de un motor potente. En esta ocasión, vamos aenfrentar dos versiones top separadas por quince años.

Se encuentran algunas similitudes en la filosofía de estas dos versiones punteras. Se trata de el todopoderoso Passat W8 del 2002 y del actual Passat 2.0 TSI BiTurbo. Motores muy distintos, con una gran diferencia de cilindrada pero con una potencia similar: 275cv del modelo de 2002 frente a 280cv del modelo actual.

La quinta entrega del Volkswagen Passat estaba basada en el Audi A6, por lo que el motor era longitudinal. Al estar construido bajo la plataforma del A6, se convirtió en una de las berlinas de mayor tamaño de la época. Era por tanto un coche con un nivel de lujo superior al que ofrecían sus rivales. Para muchos, el Passat mejor construido de la historia, por lo que su cifras de ventas fue todo un éxito.

Volkswagen PassatVolkswagen decidió desarrollar una versión de altas prestaciones con una filosofía diferente a lo que entendíamos como tal. En su día, lo más parecido a esta versión de la cual hablo era el Audi S4. El Audi tenía unas aspiraciones claramente deportivas, pero con el Passat no ocurría lo mismo. Lo que buscaba la firma de Wolfsburgo era desarrollar una variante de altas prestaciones pero refinada. Estaba dedicada al confort y al placer de conducción más que a la deportividad, aunque sin renunciar a la potencia.

Para ello, contaban con una muy buena base, pero les faltaba un motor que fuese refinado y a la vez potente. Estas características las cuales sólo es capaz de entregarlas un motor de gran cilindrada. Basándose en el gran motor 6.0 W12 que utilizaba el Audi A8, construyeron uno con una arquitectura similar aunque con menos cilindros, en concreto 8 en disposición de W, en una cilindrada de 4000 c.c. La versión fue nombrada W8. Se hizo famoso por ser el único motor del mundo de 8 cilindros en W.

A día de hoy, las cifras de este motor siguen siendo impresionantes. Alcanza una velocidad máxima de 250 km/h y acelera de 0 a 100 en 6,5 segundos. Acompañado de un sonido imponente y de un refinamiento de lujo.

 

Un Passat de lujo...

Esta variante estaba asociada a un sistema de tracción integral 4 MOTION.  Se podía elegir entre una transmisión manual de seis velocidades o una automática de cinco (Triptronic)

Estéticamente, el Passat W8 apenas se diferenciaba del resto de la gama. Solo lo delataban sus cuatro salidas de escape por las cuales el motor W8 expulsa toda su furia, sus llantas BBS o sus anagramas W8 que nos recuerdan que no estamos ante cualquier Volkswagen..

 

15 años más tarde....

15 años después, Volkswagen ha evolucionado mucho el Passat, que pasó por tres generaciones después del B5. A pesar de los años, sigue manteniendo la misma filosofía. En sus últimas generaciones, ha abandonado la plataforma del Audi A6 y ha empezado a utilizar las plataformas modulares. En concreto, la generación actual (Passat B8) está construida bajo la plataforma modular MQB, que está diseñada para motores transversales.

Resulta necesario una versión tope de gama para aquellos clientes que busquen un plus de exclusividad en su Passat. Para quienes busquen potencia a la par de refinamiento.

 

Menos cilindrada, misma potencia

Para la versión actual tope de gama, se prescinde de hueco para un motor de ocho cilindros. Volkswagen ha evolucionado su motor 2.0 TSI de 4 cilindros. Mediante una configuración biturbo es capaz de alcanzar una potencia de 280cv (5 más que el bestial W8). Asegura una cifras de escándalo, como un 0 a 100 en 5,5 seg. y una velocidad máxima de 250 km/h. Mantiene la filosofía del W8. Es una alternativa perfecta al motor Audi A4 con motor 2L de gasolina. El Passat ofrece más potencia y más equipamiento por menos dinero.

Muchos puristas critican esta versión tope de gama con motor 2.0 debido a que piensan que el alemán debe tener una versión de mayor cilindrada. Es cierto es que se echa de menos un motor V6 aunque sea. Pero este motor de 2L ofrece muy buena respuesta, y unos consumos relativamente buenos para estar hablando de 280cv que yo diría que no hace falta más cilindrada.

 

 

Un precio aceptable y mucha potencia

 

Nos podemos hacer con un Passat 2.0 TSI 280 cv con cambio DSG y tracción integral por un precio desde 45.000 €. A priori no resulta barato, pero hay que tener en cuenta que a igualdad de equipamiento: un Audi A4 2.0 TFSI Quattro 250cv se factura a unos 60.000€, un Mercedes C 250 a 57.000€ y un BMW 330i a 58.000€.

Comparando precios de modelos similares, llegamos a la conclusión de que no estamos hablando de un coche "caro". Hay que tener en cuenta que es una máquina de casi 300cv con un equipamiento de última generación.

El Volkswagen Passat siempre ha sido un coche muy avanzado tecnológicamente y con una mecánicas realmente buenas. Con el tiempo ha ido "perdiendo cilindros·, pero ganando tecnología. Este coche siempre ha sido, es y será todo un referente en su segmento le puede plantar cara a cualquier modelo de su segmento de las tres grandes alemanas.

 

Víctor García Pérez