Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Un Porsche con piel de Opel Zafira

Porsche Engineering es el departamento de la marca alemana dedicado a la investigación y desarrollo de soluciones de ingeniería para la industria del automóvil. La historia de Porsche como empresa prestadora de servicios de ingeniería es muy anterior a su historia como constructora de automóviles. Su primer modelo fue el Porsche 356 lanzado en 1948. Hasta la fecha, la labor de la firma se centraba en e desarrollo de componentes para otras marcas de automóviles.

 

Con el paso del tiempo, el departamento de ingeniería de Porsche, sigue creando soluciones para otros fabricantes. Colaboró en el desarrollo de modelos históricos como el Audi RS2 o el Mercedes E 500 W124. En 1995 comenzaron las conversaciones entre Porsche y Opel para el desarrollo de un monovolumen.

 

Un monovolumen de Porsche Engineering

Estábamos en el apogeo del segmento de los monovolúmenes. Todo el mundo quería tener uno. Tras el éxito del Renault Scenic, los fabricantes se pusieron las pilas para desarrollar un modelo propio.

Porsche Engineering

Opel necesitaba un monovolumen compacto que ofreciera siete asientos y que no resultara muy caro de producir, tanto los motores como los componentes debían ser reaprovechados de otros modelos. Un pliego de condiciones simples de entender pero difíciles de cumplir. Fue entonces que Opel recurrió a Porsche Engineering: “Necesitamos un monovolumen compacto, barato, práctico, cómodo y que se comporte dignamente en carretera. ¿Son capaces de hacer eso? ".

 

Porsche no sólo fue capaz de hacer todo esto. También desarrolló la manera de ocultar la tercera fila de asientos debajo del habitáculo. El Opel Zafira fue el primer monovolumen compacto en recurrir a esta solución. Tanto el chasis como el esquema de suspensiones del Zafira también tenían la firma de Porsche. Las piezas, éstas eran prácticamente todas tomadas del Opel Astra G. La producción arrancó en 1998.

El Zafira más rápido

El Opel Zafira tenía una base tan buena que la marca alemana decidió lanzar una versión deportiva. Se llamaba Opel Zafira OPC y recurría a un motor 2.0 litros Turbo con 192 cv. Se convirtió en el monovolumen más rápido del mercado. Alcanzaba los 220 km / h y tardaba sólo 8,2 segundos de 0-100 km / h.

La superioridad del Zafira era tanta que cuando fue lanzado superó a toda la competencia. El Renault Scenic, el fundador del segmento, se quedaba atrás al lado del Zafira. Puede decirse que la marca francesa fue vencida en su propio juego  gracias a Porsche.

 

En esos años, Opel también lanzó otro monovolumen, sin ayuda de Porsche Engineering el Opel Sintra. Su nombre hacía honor a la bonita ciudad portuguesa. A pesar de su superioridad, no logró el nivel de sofisticación ni mucho menos, el éxito del Zafira.

 

 

 

Víctor García Pérez