Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Alfa Romeo Giulia, la razón de la pasión

Alfa Romeo es una marca que siempre se ha caracterizado por el placer de conducción presente en todos sus modelos. Es una marca con una gran historia detrás, numerosas victorias en la competición y modelos inolvidables. La pasión que hay en Alfa, combinada con el buen gusto italiano hace que sus modelos sean un sueño. Cuando tomamos la decisión de comprar un Alfa Romeo, la tomamos con el corazón y no con la cabeza.

Tras el éxito del Alfa 159, la marca se ha mantenido en el mercado con el Mito y el Giulietta. Años más tarde, llega el renacimiento de Alfa que todos los amantes de los coches esperábamos ¡Y como llega!

Podemos afirmar que estamos ante el mejor momento de Alfa Romeo. Sus nuevos modelos Giulia y Stelvio suponen el culmen de la deportividad y el buengusto. Esencia italiana y poderío es lo que sientes al estar a los mandos de un Alfa Romeo.

El Giulia es la berlina que Alfa Romeo llevaba años esperando. Es elegante, es emocionante y es deportiva. Esta berlina es capaz de poner los pelos de puta tanto al conductor como a los pas

ajeros, es pura emoción. En el Giulia todo está diseñado para el máximo disfrute del conductor, algo que se agradece. Una Alfa Romeo no deja indiferente a nadie, todo son sensaciones. Contemplar sus poderosas líneas como si de una escultura italiana se tratase, y es que así es, es puro arte. En Vayacoche! queremos hacer un especial agradecimiento al concesionario oficial Alfa Romeo Motor Nalón. Gracias a ellos tuvimos la oportunidad de tratar de describir las sensaciones que transmite esta bestia italiana.

 

Elegancia y deportividad unidos en el mismo diseño

El diseño de la emoción, plasmado en las poderosas y musculosas líneas de un conjunto impactante. El Alfa R omeo Giulia tiene un diseño apasionante y deportivo, pero no renuncia a la elegancia. Se ubica entre las berlinas del Segmento D, pero no es una berlina cualquiera. El Giulia es la berlina destinada a todos aquellos que sobrepongan la pasión por encima de la razón.

El frontal con la parrilla triangular es toda una declaración de intenciones. Desde la primera vista nos deja bien claro la historia que tiene detrás. La línea lateral tras un alargado capó es elegante y derrocha estilo italiano. La trasera, en ligera caída imita los estilosos cupés italianos y le otorga personalidad. No es una berlina coupé, ni falta que le hace, sus líneas hablan por sí solas. La zaga es impresionante, con una trasera imponente que en conjunto de la al coche un toque de pasión.

Alfa Romeo pretende dejarnos bien claro que estamos ante el referente de deportividad y de diseño. Todo está hecho para seducir a nuestros ojos. Puedo asegurar que no fui capaz de olvidarme en varios días de las líneas del Giulia.

 

Tecnología al servicio de las emociones

El Alfa Romeo Giulia es puro diseño, pero también es pura ingeniería. Es sin duda el sueño húmedo de varios conductores apasionados al motor. Alfa va un paso más allá y combina el lujo con la deportividad. En un segmento donde es muy difícil competir, la firma italiana se desmarca premiando al diseño. El Giulia es un coche repleto de detalles. El logo de Alfa Romeo en las pinzas de freno es un detalle inigualable. La tradición y el buen gusto de Alfa destaca en la impresionante berlina.

 

Un interior que emociona

El interior del Giulia es elegante y refinado, pero deportivo…Todo está repleto de cuero de calidad y de molduras agradables al tacto. Las líneas del salpicadero son fluidas, destacando el  diseño y la emoción por encima de lo simple. En el Alfa todo está pensado para el disfrute…

La consola central se simplifica para albergar solo los mandos del sistema multimedia. En ella solo está presente el selector de marchas y los botones de la radio. Todos los botones son agradables al tacto. No hay nada fuera de sitio, todo es correcto y bien acabado, El cuero de los asientos deja claro su origen, el diseño italiano está presente en todas las partes del interior. Como opción se puede elegir entre molduras en madera o aluminio, para hacer del interior un conjunto elegante y pasional.

El Giulia nos invita a ponernos a los mandos cuando vemos las enormes levas del volante. Solo con verlo apetece conducirlo kilómetros y kilómetros pos carreteras con curvas inagotables. Los asientos son muy cómodos, pero ofrecen un agarre y una sensación deportiva inigualable. El interior del Giulia hace que el disfrute tanto del conductor como de los pasajeros sea máximo.

 

Espacio suficiente para disfrutar de un Alfa

El espacio en las plazas traseras es espectacular. He de reconocer que tenia el presentimiento de que iba a ser escaso, pero me equivoqué. Es un coche en el que se puede realizar viajes cómodamente en las plazas traseras. Además, las plazas traseras están pensadas para que los pasajeros disfruten de la conducción. El maletero de 480 litros es suficiente para el conjunto. Ideal para albergar el equipaje de cuatro personas en un viaje de emociones.

 

Todo el equipamiento para que solo tengamos que disfrutar

El Alfa Giulia, como buen coche actual ofrece un gran listado de opciones. Alfa nos deleita con un catálogo de extras en el que podemos elegir lo que más se nos adecúe. La unidad probado está equipada hasta el alma, con un buen puñado de equipamiento de asistencia a la conducción. El sistema multimedia es de los mejores de su categoría. El cuadro de instrumentos es deportivo y ergonómico. Extras como la cámara trasera o el sensor de parking están presentes en el Giulia.

Un motor económico y deportivo

La unidad probada montaba en propulsor 2.2 diésel de 180cv, potencia más que de sobra para el Giulia. Es uno de esos diésel que cuando les das gas se vuelven locos. Su potencia de 180 cv está disponible gracias a la impresionante caja de cambios de ocho velocidades. Si eres de los de la vieja escuela siempre puedes elegirlo con cambio manual.

Hay más motores disponibles, pero este destaca por su equilibrio general. La potencia es más que suficiente, y la deportividad que ofrece también. El sonido a altas vueltas no es el típico de un diésel, por lo que encaja perfecto con el coche.

Un rendimiento de un gasolina

El rendimiento del motor es de notable alto y combinado con un chasis y una mecánica excelente el conjunto es una maravilla. Las suspensiones son las mejores de su categoría y las más sofisticadas. Enlazar curvas en una carretera de montaña con el Giulia es puro porno. Oír como el motor no se agota y la caja de cambios responde es indescriptible. La dirección filtra el terreno tal y como es, y mientras colocas el tren trasero en la curva, el corazón te pide más….El Giulia te lo da.

La ingeniería italiana es aquí donde pasa factura y donde nos recuerda que vamos en un Alfa Romeo. Aquí están las victorias de la competición, lo sentimos cuando acariciamos las enormes levas de aluminio en un puerto de montaña.

La sensación de potencia combinada con el olor a cuero es algo que solo se puede sentir pasando por Motor Nalón y probando el Giulia. Es un coche quepersonalmente he de decir que me ha dejado huella. Aún recuerdo sus líneas o las sensaciones de su tracción trasera. El Giulia es un coche para comprar con el corazón. Es un vehículo que cuando llegas a casa después de un buen tramo de curvas te paras a contemplarlo, porque más que un coche, tienes un compañero…

Un especial agradecimiento al concesionario Motor Nalón. Concesionario oficial grupo Fiat. Sin vuestra colaboración hubiera sido imposible sacar esta bestia italiana a la carretera.

 

Víctor García Pérez

Lucas J. Lamar Villameá