Iniciar

Iniciar sesión

¿Ha olvidado la contraseña?

Crea tú cuenta

Registrarme

Comprar coche de segunda mano

Comprar coche de segunda mano

Comprar coche de segunda mano.

Comprar coche de segunda mano. Son variadas las opiniones al respecto, ya que hay una corriente de defensores de comprar coches de segunda mano y con ello pagar menos impuestos al estado, mientras que por otro lado, se encuentran los amantes de tener un coche nuevo aduciendo que lo nuevo funciona mejor y que podrás despreocuparte del mantenimiento gracias a los cada vez más prolongados periodos de garantía.

¿Quién tendrá la razón? Prepárate para leer nuestro análisis objetivo que te permitirá decidir a la hora de comprar tu próximo coche, ten muy en cuenta los siguientes tips, que te ayudarán a elegir lo mejor para ti.

 

Consumo de combustible

Verifica cuánto combustible consume el coche en promedio, por cada 100 kilómetros, no es lo mismo en ciudad que en carretera, así que trata de averiguar ambos valores. Algunos modelos de coches de segunda mano son poco eficientes al respecto convirtiéndose esto en un gasto continuado que no justificará el ahorro en la compra y muy probablemente más contaminante, lo cual también puede ocasionarte problemas extra.

Partes de repuesto

Los coches nuevos en su mayoría tienen muy buen respaldo del fabricante, sobre todo los que han sido ensamblados en tu país, mientras que los coches usados no siempre ya que van siendo descontinuados a medida que salen nuevos modelos, pero, encontrar un coche usado al que le puedes conseguir todas las partes de repuesto, es un buen punto a tu favor ya que los costos son para nada comparativos con los de un coche nuevo.

Valor de compra para comprar para el  coche de segunda mano.

Comprar un coche de segunda mano en buen estado y de un modelo reciente, es una excelente oportunidad ya que para nadie es secreto que un coche nuevo, pierde valor con solo salir del concesionario.

Valor de venta

Esto no depende necesariamente de que tan nuevo sea el coche, pues muchos modelos incluso costosos suelen no ser comerciales. Acá intervienen muchos factores como el estado del coche, la facilidad de conseguir partes de repuesto y ante todo, la facilidad de negociar el coche nuevamente ante una oportunidad de venta.

Ya nada es como antes

A menos que seas amante de los coches clásicos y tengas el dinero para mantenerlos, aléjate de ellos, tener un coche clásico o antiguo es un “amor verdadero” que te traerá más de un problema en contraposición con los beneficios de mostrarte en él.

Tiende siempre a buscar modelos con no más de 10 años, pues entre más viejos más se deprecia su valor en el mercado y podrás encontrar algo muy barato pero a la hora de venderlo no obtendrás muy buen beneficio y si tienes en cuenta los gastos de mantenimiento, ya que un coche usado entre más antiguo más necesita visitar el taller.

 

Coches usados es una opción a tener en cuenta.

Tener bajo presupuesto

¿Tienes un presupuesto limitado? Si guardas el dinero esperando juntar la cantidad suficiente, es bastante probable que nunca compres el coche de segunda mano.  Si este es tu caso, lo mejor es buscar coches de segunda mano, tómate tu tiempo y elige bien, a pesar de que a la hora de venderlo es probable que no obtengas ganancia, míralo como la mejor posibilidad de ir escalando de un coche a otro con un modelo más moderno, ya que puedes seguir juntando dinero a la vez que ya tienes uno.

De tu buena elección y capacidad de negociación, depende el hecho de que puedas conseguir barato y vender más caro y hacer un buen negocio en el que te ves más beneficiado.